La Medicina Naturopática para la Prevención y Tratamiento del Cáncer


Por Jeffrey Sepúlveda, N.D.


Por medio del “National Cancer Act” el presidente norteamericano Richard Nixon declaró la guerra contra el cáncer en el 1971. Se pensaba en aquella época que para el año 2000 ya tendríamos la cura para esta enfermedad. En los 44 años que han transcurrido desde entonces, se ha invertido una enorme cantidad de dinero y esfuerzo en el desarrollo de nuevas técnicas de diagnóstico y tratamiento convencionales. Sin embargo, la guerra contra el cáncer no ha resultado ser tan exitosa como aparenta haber sido. A este respecto, un artículo publicado en la prestigiosa revista médica “The New England Journal of Medicine” en el 1997 indicó que, 26 años luego del comienzo de la “guerra contra el cáncer”, el efecto de los nuevos tratamientos con respeto a la mortalidad de los pacientes había sido mayormente decepcionante. Vemos por ejemplo que, mientras que en el 1971 2 de cada 40 mujeres desarrollaban cáncer del seno durante su vida, hoy en día 5 de cada 40 mujeres desarrollarán esta enfermedad (lo cual representa un 250% de aumento en incidencia en los últimos 44 años). Vemos también que en un número significativo de cánceres (como del páncreas, cancer invasivo del pulmón, cáncer primario del hígado, cáncer del estómago, y en la vasta mayoría de cánceres con metástasis) la prognosis no ha mejorado mucho en los últimos 44 años. Y al igual que en el 1971, el cáncer sigue siendo nuestra segunda causa principal de muerte. A este respecto, la conclusión del artículo del “New England Journal of Medicine” antes citado fue que “la estrategia más prometedora para el control del cáncer es hacer un compromiso nacional para su prevención”. Desafortunadamente, la medicina convencional continúa enfocándose en el desarrollo de técnicas de diagnóstico y tratamientos de alta tecnología (cirugía, quimioterapia y radioterapia) en lugar de darle igual énfasis a la prevención del cáncer y al desarrollo de tratamientos que incluyan factores fundamentales como la nutrición, el ejercicio, y el estado mental del paciente.


El tratamiento del cáncer es complicado debido a que éste no es una enfermedad, sino un grupo muy diverso de enfermedades diferentes. Esto dificulta el desarrollo de terapias (tanto convencionales como naturales), pues una que es efectiva contra un tipo específico de cáncer puede ser totalmente inefectiva contra otros. En adición a esto, muchos tipos de cáncer son enfermedades multifactoriales, lo cual significa que factores que por sí solos no causan el cáncer, cuando se combinan con otros factores son capaces de producirlo. Esto complica significativamente el identificar la causa de un cáncer específico, y por ende complica su prevención y tratamiento.


Solamente de 5% a 10% de todos los cánceres tiene una causa genética. Por otra parte, 90-95% de los cánceres son causados por factores del estilo de vida de la persona (incluyendo la dieta, el uso del tabaco y alcohol, una vida sedentaria y el estrés) o por factores ambientales. Debido a esto, se estima que 80% de los factores de riesgo de cáncer conocidos son potencialmente prevenibles.


Aproximadamente 1/3 de los cánceres están asociados con pobres hábitos alimenticios y obesidad. De hecho, la dieta ha sido asociada con cáncer del seno, colon, próstata, páncreas, útero, estómago, riñón, boca, garganta y esófago, entre otros.


En mayor detalle, los diversos factores de riesgo de cáncer incluyen, entre otros:



Tipos específicos de cáncer suelen tener factores de riesgo adicionales.


La inciencia de cancer a nivel mundial se estima que aumentará en 75% para el año 2030. ¿Por qué su incidencia está aumentando a pesar de la inversión masiva de dinero gastada anualmente en investigación? Porque no estamos educando al público a evitar o minimizar los factores que causan esta enfermedad, y muchos de estos factores (como la pobre dieta moderna y la contaminación ambiental) cada día son peores.


Objetivos y beneficios de la medicina naturopática contra el cáncer


La medicina naturopática (practicada por el doctor en naturopatía, el cual es identificado por las siglas ND) tiene como principal objetivo la prevención del cáncer (tanto el prevenir su desarrollo por vez primera como el prevenir su recurrencia). Esto se logra educando a los pacientes sobre como reducir o eliminar los factores de riesgo que estos posean (especialmente si hay un historial de cáncer en la familia). Pero muchas personas tienen una idea errónea de lo que es la prevención. Por ejemplo, muchas personas asocian la mamografía con la prevención del cáncer del seno. Sin embargo, la mamografía no es un método para la prevención del desarrollo del cáncer del seno, sino un método para su detección temprana una vez que éste se ha desarrollado. De igual forma, la prueba del PSA en hombres no es un método para la prevención del desarrollo del cáncer de la próstata, sino un método para su detección temprana una vez éste se ha desarrollado. La verdadera prevención del cáncer es adoptar cambios de estilo de vida que reduzcan los factores de riesgo del paciente y por ende la probabilidad de que estos cánceres se desarrollen.


Por otra parte, una vez que el paciente ha sido diagnosticado con cáncer, el objetivo de la medicina naturopática es proveer un tratamiento natural, individualizado y holístico (que tome en consideración las dimensiones física, mental, social, ambiental y espiritual del paciente). El tratamiento a ofrecerse dependerá del tipo de cáncer que tenga el paciente, de cuán avanzada sea su condición y de qué tratamiento convencional esté recibiendo (si alguno). Es importante clarificar que la intención de la medicina naturopática no es sustituir a la medicina convencional en el tratamiento del cáncer, sino ofrecer tratamientos que complementen a ésta, de modo que la combinación de ambas medicinas provea mayores beneficios que cada una por si sola. Sin embargo, en ciertas circuns-tancias puede ser apropiado ofrecer un tratamiento exclusivamente naturopático contra en cáncer (explicado más adelante en este documento).


Los objetivos del tratamiento de medicina naturopática para el cáncer incluyen:



El tratamiento naturopático contra el cáncer consta de una combinación de las siguientes terapias, todas las cuales juegan un factor muy importante:



Es muy importante que el profesional de la salud que ofrezca tratamientos de medicina complementaria tenga el conocimiento, tanto en medicina natural como en medicina convencional, que le capaciten para no interferir con las terapias convencionales que el paciente esté recibiendo. Esto es sumamente importante debido a que muchos tratamientos naturales (incluyendo alimentos, suplementos nutricionales y plantas medicinales) pueden interferir con la quimioterapia y la radioterapia. También es necesario saber cuando evitar el uso de terapias naturales que están contraindicadas con cánceres específicos, o evitar terapias que interfieran con medicamentos que estén siendo utilizados para tratar otras condiciones de salud. Los doctores en naturopatía reciben entrenamiento en ambos tipos de medicina, lo cual les capacita para proveer tratamientos complementarios de forma segura y eficaz.


¿Cuándo comenzar un tratamiento naturopático contra el cáncer?


Como ya he mencionado, la mejor estrategia contra el cáncer es la prevención. A tales efectos, es recomendable hacer una consulta sobre medicina preventiva con el doctor en naturopatía para evaluar los factores de riesgo de cáncer que la persona posee, y elaborar un plan para reducir, minimizar o eliminar dichos riesgos (dependiendo de la naturaleza de cada uno). Mientras más temprano en la vida de la persona se efectúen cambios para reducir estos riesgos, mayor probabilidad existirá de obtener beneficios de prevención.


En cuanto a personas que actualmente padecen de cáncer, muchas acuden a la medicina naturopática luego de llevar mucho tiempo de tratamiento con medicina convencional, y a menudo como último recurso, cuando se han agotado todas las alternativas y el tratamiento convencional ya no tiene nada que ofrecerle al paciente (cuando esto sucede, el cáncer usualmente ya se encuentra en una etapa avanzada). Esto es una mala estrategia. Recomiendo incorporar un tratamiento complementario de medicina naturopática (o sea, en adición al tratamiento convencional) lo más temprano posible, pues al igual que sucede con el tratamiento convencional, mientras más temprano comenzamos el tratamiento naturopático, mejores probabilidades tendremos de obtener beneficios de éste. Esperar hasta que el cáncer esté en una etapa avanzada para comenzar a utilizar la medicina naturopática hace que la condición sea mucho más difícil de tratar.


¿Qué hay sobre el uso de tratamientos naturales recomendados por amistades, o comprados en tiendas de suplementos o en el Internet?


El cáncer generalmente es una enfermedad sumamente seria. Pacientes de cáncer que se automedican con suplementos que compran siguiendo los consejos de personas que no tienen educación formal en medicina naturopática, o de personas cuyo negocio es el vender suplementos, o de anécdotas que han oido o leido en alguna revista o en el Internet, están corriéndose un gran riesgo. Con el cáncer el tiempo es oro, y uno no puede darse el lujo de perderlo experimentando con productos o terapias que carecen de evidencia científica o que sean de dudosa calidad. Por ende, es necesario escoger terapias que tengan evidencia científica de ser efectivas. Además, debido a que el cáncer no es una enfermedad sino muchas enfermedades distintas, hay que formular un tratamiento individualizado que sea apropiado para el tipo de cancer que tenga el paciente.


En adición a todo esto, hay que tener mucho cuidado con el uso de suplementos nutricionales y de plantas medicinales para el tratamiento del cáncer por razones que incluyen las siguientes:



Por estas y otras razones, es muy importante que el paciente evite automedicarse con suplementos nutricionales o de plantas medicinales, o con otras sustancias naturales (incluyendo alimentos) compradas en tiendas de suplementos, en el Internet, o recomendadas por algún familiar o amigo sin antes consultar con su doctor en naturopatía.


¿Es apropiado utilizar exclusivamente la medicina naturopática para el tratamiento contra el cáncer?


Como indiqué anteriormente, la intención de la medicina naturopática no es sustituir a la medicina convencional en el tratamiento del cáncer, sino ofrecer tratamientos que complementen a ésta. Sin embargo, hay situaciones en las cuales puede ser apropiado el utilizar exclusivamente la medicina naturopática para el tratamiento del cáncer. Ejemplos de estas situaciones incluyen:



¿Por qué escoger a un doctor en naturopatía para proveer el tratamiento natural contra el cáncer?


Los doctores en naturopatía son los únicos profesionales de la salud en Puerto Rico que poseen doctorados en medicina naturopática reconocidos por el Departamento de Salud de Puerto Rico  y por el Departamento de Educación de los Estados Unidos. Son además los únicos profesionales de la salud en Puerto Rico con doctorados en medicina naturopática reconocidos legalmente en Alaska, Arizona, California, Colorado, Connecticut, Dakota del Norte, Hawaii, Idaho, Islas Vírgenes, Kansas, Maine, Minnesota, Montana, New Hampshire, Oregon, Utah, Vermont, Washington, Washington D.C y 5 provincias de Canadá. Finalmente, son los únicos profesionales de la salud que han demostrado su conocimiento en medicina naturopática tomando y aprobando 2 reválidas a nivel nacional (las cuales cubren a los Estados Unidos, a sus territorios y a Canadá). Ningún otro profesional de la salud en Puerto Rico tiene credenciales en medicina natural comparables a los doctores en naturopatía. Una vez más, es importante indicar que la práctica del doctor en naturopatía (ND) y la del naturópata (NL o naturópata licenciado) son muy diferentes, y que tanto en Puerto Rico como en los Estados Unidos solamente los doctores en naturopatía (ND) pueden legalmente practicar medicina naturopática.


¿Qué sucede durante las visitas?


La primera visita dura 2 horas. El propósito de ésta es evaluar el caso y formular un plan preliminar de tratamiento. Durante esta visita se revisa el historial médico y personal del paciente. Con respecto al historial médico, se revisa lo siguiente: la evaluación del oncólogo; los estudios convencionales que el paciente tenga disponibles (incluyendo resultados de laboratorios, de CT scans, de PET scans, etc.); los tratamientos convencionales que el paciente está recibiendo (incluyendo quimio o radioterapia); otras condiciones de salud que el paciente padece y el tipo de tratamiento que recibe para éstas (especialmente medicamentos convencionales, si alguno). Con respecto a su historial personal, se revisa su estado mental, estrés, sueño, dieta, ejercicio y exposiciones tóxicas, entre otras. Se revisan además todos los  suplementos naturales que el paciente utiliza (si alguno) para verificar que éstos no interfieran con los medicamentos o con las terapias convencionales siendo utilizadas por el paciente (incluyendo la quimio y la radioterapia).


Una vez recopilada la información necesaria, se procede a formular un plan de tratamiento naturopático, holístico e individualizado. Este plan es específico para cada paciente, para el tipo de cáncer envuelto y para la etapa en que éste se encuentra. El tratamiento naturopático constará de una combinación de las terapias indicadas anteriormente (suplementos nutricionales, plantas medicinales, nutrición terapéutica, cambios de estilo de vida, terapias mentales, terapias mente-cuerpo (”mind-body medicine”), etc.). Los tipos específicos de suplementos nutricionales, plantas medicinales y nutrición terapéutica a ser utilizados depende-rán del tratamiento convencional que el paciente esté recibiendo (ej. tipo de quimioterapia o radioterapia) para asegurar que los tratamientos naturales no interfieran con la efectividad y la seguridad de dichas terapias. Se verifica además que todos los tratamientos naturopáticos recomendados no tengan interacciones significativas con medicamentos que estén siendo utilizados para otras condiciones de salud. En adición a esto, una parte importante del tratamiento naturopático consiste en explicarle a los pacientes la importancia de las recomendaciones ofrecidas y contestar cualquier pregunta que estos tengan.


Visitas subsiguientes serán necesarias para implementar algunos aspectos específicos del plan de tratamiento - por ejemplo, enseñarle al paciente terapias mente-cuerpo (”mind-body medicine”). En adición a esto, diversos factores pueden requerir que el plan de tratamiento sea revisado y modificado en visitas subsiguientes (por ejemplo, si hay cambios en la quimioterapia u otras terapias convencionales utilizadas por el paciente).


En resumen ...


Para aquellas personas que desean prevenir la ocurrencia (o recurrencia) del cáncer, el objetivo del doctor en naturopatía es educarlos sobre como reducir, minimizar o eliminar (según aplique) los diferentes factores de riesgo de cáncer que estos posean y promover un estado de salud óptima. Para personas que actualmente padecen de cáncer, el objetivo del doctor en naturopatía es proveer un tratamiento natural e individualizado contra esta enfermedad (usualmente complementario a la medicina convencional), administrado de forma holística, prudente y segura, que ayude a optimizar la expectativa y calidad de vida, y la probabilidad de cura o remisión del paciente.



Página Principal


Medicina Naturopática


Doctor en Naturopatía


Beneficios


Condiciones de Salud


Cáncer


Tratamientos


Sobre el Dr. Sepúlveda


Recursos


Para Citas



English Version

© Copyright 2011 - 2015 Jeffrey Sepúlveda, ND. Naturopathic Doctor, San Juan, Puerto Rico. All Rights Reserved.

English Version

Página Principal       Medicina Naturopática       Doctor en Naturopatía       Beneficios       Condiciones de Salud


Cáncer       Tratamientos       Sobre el Dr. Sepúlveda       Recursos       Para citas


NaturopatiaPR.com

Naturopatico.com


Medicina

Naturopática



Vis Medicatrix

Naturae







Jeffrey Sepúlveda, N.D.


Doctor en Naturopatía




Oncology Association of

Naturopathic Physicians





Para información sobre cobertura de la medicina naturopática por algunos planes de salud, favor de llamar al (787) 607-9188.